España hipócrita

Estas ideas ya van dándome vueltas por la cabeza algún viernes. Pero no he tenido tiempo ni manera de dibujarlas sobre el papel. Este es el primer intento.

Vivo en una sociedad hipócrita. Vivo en Andalucía, vivo en España, vivo en Europa y vivo en la Tierra, así que esto no se aplica solo a los Íberos. Se aplica a todo el mundo.

¿Que es ese fenómeno tan común? La hipocresía es la mala costumbre de querer mostrarse diferente a lo que uno es. Generalmente para mejor, aunque hay quien prefiere que se piense de él como de un cabrón aún sin serlo. Es la disonancia entre lo que dices y tus actos. Es cuando el ladrón grita “¡Coged al ladrón!”. Para más definiciones puedes buscar en Internet. Tienes mi permiso.

En España se ve todos los días. Por supuesto voy por el ejemplo más fácil y más populista: los políticos cada vez piden más austeridad y cada vez gastan más. Nos aprietan las tuercas fiscales, aumentan controles de impuestos solo para luego sonreír sin respuesta cuando un publicista les pregunta en cual paraíso fiscal tienen la fortuna familiar.

Bien, con eso espero zanjar el tema de los políticos, porque este texto no es sobre ellos. Que ellos sean lo que sean ya sabemos todos. Este artículo es sobre tí. También es sobre mí, pero como lo escribo yo, prefiero meterme contigo. Es sobre los que se quejan de los políticos delincuentes y luego van y hacen lo mismo en su curro o empresa. Es sobre los que piden dar más dinero a los pobres/hambrientos/afectados por lo que sea y se quejan cuando el estado les mete la mano en el bolsillo a ellos. Es sobre los que pegan tiros a sus políticos para luego volver a votarlos el año que viene.

Pero no nos vamos a quedar con temas políticos y económicos. Esto va más allá. Plus ultra como se dice por aquí.

España, un país moderno, libre, democrático, Europeo, .. ¡Cuantas mentiras! Ni es un país, ya que una buena parte de él se quiere salir pitando. A donde no sé, ni ellos lo saben, ya que están siendo todos manipulados y ciegos a la realidad, pero sobre eso quizás otro artículo. Tampoco es un país moderno. Lo aparenta, sí, pero allí la hipocresía. España es un dinosaurio que se esconde tras la máscara de un hipster. Adopta con muchísima velocidad todos los trends, en moda, en tecnología, en cultura social. No me lo invento, eh, que tu también puedes buscarlo. Te acuerdas como mirábamos a los Griegos que se gastaban un pastón en comer fuera, en coches, en ropa y no se qué más teniendo el país al borde de colapso económico? Quizás no, porque yo no estuve aquí no puedo decir como se vio desde España. Pero es lo que se vio desde Europa y es como se le ve a España ahora. Digas lo que digas. España es el segundo país en Europa y en top 5 mundial en penetración de smartphones, pero tiene la tasa de alfabetización de la cola de Europa – por debajo de Albania, Rumania o Bulgaria.

Pretendemos ser los más modernos, pero fallamos en lo más básico. Lo mismo de puede decir de tolerancia o la libertad que vienen de mano. Con el claro ejemplo del reciente circo de Eurovision, pudiste observar el frenético apoyo de España al candidato/candidata Austriaca. Ojo, digo de España que no es lo mismo que españoles. Es el país europeo que quizás más apoyo le da a personas no heterosexuales (son ya tantos grupos, que vamos a tener que definir por negación). Pero si miras más de cerca o si vives aquí, te darás cuenta de que es un postureo. Que la mayoría de la población no tiene la mente tan abierta como nos muestra la cadena televisiva ..TelaHinco. La mayoría de los españoles son gente muy tradicional, no solo los mayores, que sería entendible, sino también gente joven. Os gusta emborrachares, bailar música moderna, vestir A&F, os gusta Halloween, presumís de vuestros amigos gays y de vuestros iPhones, pero dentro, debajo de todo eso, sois muy pudorosos y medio machistas.

Eso no lo digo como insulto, que es en lo que se había convertido últimamente, sino como una observación. Os vais a la playa con vuestros amigos gays, pero esperáis que vuestra madre os prepare los bocadillos. Y ella lo hace, porque es su lugar en la sociedad. Y da igual si sois de un pueblo o de la capital y si tenéis 14 años o 34. Tampoco importa si ella es ama de casa o ejecutiva de una empresa internacional. Lo hará igualmente. ¿Cuantos habéis colaborado en la limpieza de vuestras casas cuando vivíais con vuestros padres? Cuantos aún vivís con ellos? ¿Y ahora colaboráis? Para mí lo normal ha sido trabajar todos en tareas de casa, y el que tenía un ingreso colaboraba económicamente. Esto en España jamás lo vi. Lo que vi son jóvenes aprovechándose de sus padres y diciendole al mundo lo guays que son. Ahora no hablo de los que no pueden por lo que sea. Hablo de los que tienen trabajo e ingresos.

Ah, y no se puede hablas del sexo.

Ya que lo he empezado, algo sobre la iglesia, que es donde destaca mucho la hipocresía en España. Al mismo tiempo que os consideráis avanzados en tolerancia con los gays y al mismo tiempo que prohibís el aborto (ahora no por políticos, sino por opiniones de la gente con quien hablé) también os consideráis muy católicos. De los sitios donde viví, no vi un país tan poco católico en la conducta de la gente y tan bocazas sobre ello. Os gastáis un pastón en mantener iglesias a las que nadie va. Todos pasáis educación teológica en el colegio y sabéis un bledo. Oye que yo soy ateo y os doy la patada hablando sobre temas de fe. A gente joven. Y a los mayores. Se ve que no os interesa. Les organizáis la comunión a vuestros hijos porque hay que enseñar a los compañeros del curro cuando os podéis gastar en el vestidito de la niña y en la comida. Lo demás no os importa y será la última vez que ella hable con un cura. Hacéis rituales paganos con santuarios caseros y velas, os creéis los hechizos, los males de ojos y no se que más (aquí por favor, querido lector, fíjate en lo moderno que son esta gente) pero si os pregunto, todos me diréis que sois cristianos. ¿Pero que cachondeo es este? Si no actúas como un cristiano, no piensas como un cristiano, pero decididamente me intentas convencer de que lo eres, no lo eres. Eres un hipócrita.

Y allí me quedaré aunque seguramente podría seguir. Que si los inmigrantes. Que la democracia que todos proclamáis y luego a escondidas pensáis que no sería tan malo que viniese Franco a darle un manguerazo a esto. Etc. etc. etc.

Lo que pasa que no te quiero cansar demasiado. Que lo de leer cansa. Ya sé que sois un país con mucha cultura literaria, pero no vamos a ser más hipócritas y admitimos que leemos poco. Que la música la consumimos pero pocos sabemos tocar algo que no sea la zambomba y que la mayoría no hemos ido nunca al teatro. Hablo de vosotros que yo puntúo alto en todo eso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

You may also like...